Los granos a medida que la maquina los va girando reciben el haz de Ultravioleta y de esta manera los moldes, hongos, o virus quedan destruidos dejando un producto apto para empacar y permanecer en buenestado en los estantes o exhibiciones.